Av. Honorio Pueyrredón 550 Piso 1 - CABA (CP 1424) - CABA Argentina
Tel: +54 11 6009-3067
Email: info@publitec.com.ar

Peste porcina africana en China: una crisis de magnitud devastadora pero aún indefinida

COMPARTIR EN:

Peste porcina africana en China: una crisis de magnitud devastadora pero aún indefinida

La peste porcina africana continúa asolando a China y países vecinos. Si bien no afecta la salud humana, sus consecuencias económicas y sociales son enormes y alteran el comercio mundial de carnes y de granos forrajeros. Como en toda crisis, surgen oportunidades para algunos países proveedores, pero los desafíos para mantenerse indemnes son también importantes. Dialogamos con los doctores Ricardo Rodríguez (veterinario) y Daniel Lema (economista), ambos prestigiosos investigadores del Centro de Investigación en Economía y Prospectiva (CIEP), quienes dan su visión sobre los efectos a corto plazo y las posibles consecuencias de esta nueva emergencia sanitaria internacional. “Prevenir el ingreso del virus implica organización, logística y muchos recursos económicos”, afirman.

¿La peste porcina africana puede afectar la salud de los consumidores?
Rodríguez – Para llevar tranquilidad a los consumidores es muy importante aclarar que la peste porcina africana no es una zoonosis. Zoonosis son aquellas enfermedades que se transmiten de los animales al hombre y viceversa, lo que felizmente no es este caso. Pero tiene una importancia económica tan grande que se podría comparar con otra enfermedad viral como la fiebre aftosa. Las consecuencias son devastadoras para el país donde aparezca. En general este virus está limitado a sus reservorios naturales en determinadas zonas del mundo, pero cuando llega a una población porcina que está virgen de la enfermedad hace estragos. Es altamente contagiosa y en general de curso mortal para los cerdos. Por otro lado, como no se puede prevenir a través de la vacunación, la Organización Internacional de Salud Animal recomienda el “stamping out”, es decir el sacrificio de los animales. Es muy devastadora para el país que padezca un brote, por eso son tantas las precauciones que hay que tomar para evitar el ingreso del virus en zonas donde no está presente.

 

¿Cómo se transmite y cómo podría ingresar a la Argentina?
Rodríguez – En esta enfermedad hay que hablar animales que funcionan como reservorios, es decir que pueden portar el agente patógeno –en este caso el virus de la PPA- pero que no se enferman. El reservorio natural es el jabalí que vive en África, pero también pueden ser portadores los cerdos salvajes y el jabalí europeo, que también está en América. Si estos suidos llegasen a contagiarse con el virus, pasarían a ser reservorios. Una de las vías de contagio es el contacto de esos reservorios con los cerdos domésticos. La otra vía es a través del ser humano o de lo que se denomina “fómites”, es decir prendas de vestir, vehículos, herramientas, etc., que puedan portar el virus, ya que puede sobrevivir un tiempo fuera de los animales. Por eso hay que tener un gran control en los puertos de entrada, barcos, aviones, viajeros, etc. Además, hay que tener en cuenta las cuestiones culturales relacionadas con el tráfico de alimentos, por ejemplo, a través de turistas que ingresan con subproductos de carne porcina. Por otro lado, se ha demostrado que el virus puede vivir más de tres años en carne congelada, que es una commodity que se comercializa mucho en el mundo. De allí la importancia de prohibir las importaciones desde países que tienen la enfermedad, las autoridades sanitarias son muy exigentes en ese sentido.

 

En este caso particular, ¿qué magnitud tiene el problema en Asia?
Rodríguez – La magnitud es enorme y devastadora. Los expertos del Rabobank afirman que el evento aún no tiene definidas totalmente sus características. Las primeras estimaciones indican que entre 150 y 200 millones de cerdos podrán morir o ser sacrificados. Hay que considerar que China produce la mitad de la carne de cerdo que se consume en el mundo. Es su principal fuente de proteínas. Esto podría ser una oportunidad para algunos países, pero todavía no se sabe cómo la aparición de la enfermedad va a afectar las exportaciones internacionales, incluyendo las de nuestro país. Esta gran pandemia ingresó por el norte de China, desde Mongolia, donde hay cerdos salvajes. Se fue expandiendo hacia el sur, debido a que, si bien hay grandes centros de producción porcina, hay también una gran cantidad de producción de “traspatio”, donde los granjeros chinos transportan sus animales sin ningún control. Esa fue una de las vías de difusión. Y en este momento ya hay otros países afectados, como Vietnam y Laos, y se cree que va a seguir pasando a otros vecinos. Probablemente los países insulares como Japón estén un poco más protegidos, pero igual hay riesgo por el ingreso de personas.

 

¿Cómo afecta esta pandemia el comercio mundial y al de nuestro país en particular?
Lema – La magnitud en China es grande y todavía hay mucha incertidumbre sobre el impacto en términos cuantitativos, que se estima en la desaparición de unos 150 millones de cerdos. Esto implica una reducción del 30% del stock total, con la consiguiente reducción de la oferta doméstica. Esto genera importantes impactos de muy corto plazo: las autoridades chinas en primer lugar limitaron el movimiento de animales, lo que determinó sobreoferta en algunas regiones y déficit en otras, por lo que los precios evolucionaron de manera distinta dentro de China. Otra consecuencia inmediata fue que se originó en los productores una incertidumbre sobre si los animales iban a ser o no sacrificados, con lo cual los enviaban a faena más rápidamente para comercializarlos. Esto implica también un mayor riesgo, si esos animales portan el virus y la carne se congela o procesa.

 

¿Habrá consecuencias a largo plazo también?
Lema – Toda esta situación va a llevar un tiempo en ajustarse y hay poca información sobre lo que está ocurriendo. Se sabe que China está incrementando sus compras de carne vacuna, porcina y aviar en diferentes partes del mundo. Incluso a principios de año China empezó a aumentar las compras de genética aviar. El problema de la industria avícola para expandirse en China es -entre otros factores- la presencia de la influenza aviar, además de las limitaciones para adquirir genética por sus diferencias comerciales con EE.UU. y Europa. Con lo cual tiene que suplir los déficits con importaciones. Pero la magnitud es tan grande que debe comprar lo que puede en cada uno de los países proveedores. Se está notando un leve aumento de los precios internacionales de carne vacuna y aviar, pero la extensión de la crisis en todavía incierta.

 

¿Podría ser una oportunidad para aumentar las exportaciones de carnes de la Argentina?
Lema – La pregunta es cuánto va a durar el aumento de la demanda china. En ese país la situación para la industria porcina se vuelve más incierta, más riesgosa, porque no se sabe dónde o cuándo puede aparecer otro brote. Entonces los inversores son más cautelosos. Se estima que recomponer la oferta va a llevar por lo menos tres años, y el USDA estima hasta diez años. Estamos hablando de entre 10 y 15 millones de toneladas de déficit de carne de cerdo en China. La Argentina produce en total unas 700.000 tn, de las cuales la mayor parte va a consumo doméstico y sólo se exportan unas 20.000 tn. EE.UU. le vende a China unas 250.000 tn, Brasil unas 150.000 tn que podrían llegar a 250.000 tn, pero el volumen de la demanda insatisfecha sigue siendo enorme. Esto en parte se podrá sustituir por carne vacuna, obviamente de bajo precio, y por carne de pollo. En la Argentina se nota que empiezan a aumentar los pedidos, pero no hay una cuantificación en términos de a cuánto se puede llegar.

 

¿Esto podría generar más inversiones en el sector productivo?
Lema – El aspecto de oportunidad económica es muy relevante. Pero hay que tener en cuenta en estos episodios que hay efectos muy fuertes, pero ciertamente transitorios. Más allá de aprovechar la coyuntura de precios altos, la pregunta es cuáles serán los efectos permanentes, que son los que pueden determinar inversiones. Puede haber una oportunidad para la carne de cerdo, pero la escala de la Argentina es baja, por lo que en el corto plazo el aprovechamiento es relativamente pequeño. En carne vacuna hay una oportunidad mayor, dado de que tenemos una escala más importante. Pero es difícil pensar que esto pueda disparar inversiones y una expansión de la industria porcina en nuestro país. porque por ahora es un efecto incierto y, en principio, de corto plazo.

 

¿Esta situación podrá generar cambios en el consumo?
Lema – Hasta ahora analizamos el problema desde el punto de vista de la oferta, pero otro punto es que las crisis de este tipo –como pasó con la BSE y otras- cambian la percepción de los consumidores y por tanto afectan la demanda. Si bien la peste porcina no tiene ningún efecto sobre la salud humana, los consumidores pueden temer algo y originar una caída en la demanda de carne, no sólo en China, sino también en Europa o los EE.UU. Hay evidencia en la literatura de que cuando se producen estas crisis los consumidores transitoriamente compran menos. Cuando el problema surge en terceros países, los consumidores locales pueden mostrar un efecto leve de reducción de compras, por efecto de las noticias y percepción de riesgo. Sin embargo, si hubiera brotes en Europa o EE.UU. el efecto sobre consumo podría ser mucho más importante.

Rodríguez – Con la BSE y la aftosa eso se vio muy bien en Europa. China tiene sus particularidades, pero si este brote hubiera ocurrido en otro bloque económico, el efecto sobre el consumo sería mucho más devastador. Hay que estar muy atento sobre lo que ocurra en los próximos meses.

 

¿Qué tiene que hacer nuestro país para prevenir el ingreso?
Rodríguez – Creo que los sistemas sanitarios y el sector agroindustrial tienen que estar muy atentos. Incluso el IICA –que no es un organismo sanitario- alerta sobre el riesgo que implica la enfermedad y los cuidados que hay que tener en América Latina para impedir la entrada. Yo pienso que el gran tema es el ingreso ilegal de alimentos vía aeropuertos y buques, debido a que puede estar circulando el virus en carne congelada o en productos cárnicos que no hayan tenido un tratamiento letal para el agente. Este control implica organización, logística y muchos recursos económicos destinados a la prevención. Es un desafío y hay que estar tremendamente precavidos. Si el virus entra va a ser muy difícil de controlar. Además, hay que tener muy en cuenta el origen de la carne de cerdo que se importa, las certificaciones, la trazabilidad, etc.

Lema – Hay que tener especial cuidado con el turismo, la comida que llega en cruceros que hacen escala, en vuelos internacionales, la disposición de los residuos, etc.

 

Pero para poner barreras hay que tener en cuenta las regulaciones internacionales sobre el comercio…
Rodríguez – Hay que negociar de una manera muy fina. Bajo las normas de la OMC no se puede frenar el ingreso con barreras sanitarias que no tienen justificación científica. Hay que ser muy hábil en las negociaciones para cuidar nuestro estatus sanitario, como hacen EE.UU. o Canadá, por ejemplo.

Lema – Hay que ser cuidadosos para no usar barreras sanitarias no justificadas plenamente como argumento para evitar el ingreso de productos. En un país pequeño como la Argentina estamos expuestos a la retaliación si ponemos una barrera no justificada, ya que del otro lado pueden hacer lo mismo y después no podemos colocar nuestros productos.

Rodríguez – Pensando en otras crisis del pasado, vemos que la trazabilidad comenzó a partir de la crisis de la “enfermedad de la vaca loca” o BSE. Cómo va a impactar ahora la peste porcina africana no lo sabemos, pero seguramente la industria porcina del mundo no va a ser la misma a partir de acá. Qué impacto normativo va a tener tampoco lo sabemos, pero seguramente habrá cambios.

 

22 hours ago

PUBLITEC.COM

#FithepExpoalimentariaLatam2020
Las Voces de los protagonistas de la I Fithep Degusta 2019.

EMÉRICO STEINGEL
Frutas del Sur – Río Negro

Trajimos a esta edición de FITHEP nuestros productos
clásicos, que son las frutas en almíbar y los dulces
regionales, pero estamos haciendo especial hincapié en
los “coulis”. Se trata de fruta tamizada, preparada con
la suficiente cantidad de sólidos solubles para ser versátiles
en su aplicación. Los coulis de fruta se pueden
consumir en forma directa, diluirlos, mezclarlos con
queso crema, elaborar smoothies, gelatinas, bombones,
etc. Como el contenido de fruta es muy alto, permite
una gran variedad de aplicaciones, incluso para
bebidas alcohólicas como cerveza o sidra. Tenemos
presentaciones dirigidas al público general, en botellas
de medio litro. Para la industria de alimentos se comercializa
en bolsas de uno y de cuatro kilos
... See MoreSee Less

View on Facebook

2 days ago

PUBLITEC.COM

#HeladerįaPanaderíaLatinoamerica
#FithepExpoalimentariaCentro2020
Compartimos el programa de TV de la Escuela de Pastelería Profesional de Salta en su 10°Aniversario.Trigésimo segundo programa de 2019 del Sindicato de Trabajadores Pasteleros de Salta.
... See MoreSee Less

View on Facebook

4 days ago

PUBLITEC.COM

#FithepExpoalimentariaCentro2020 ... See MoreSee Less

View on Facebook

5 days ago

PUBLITEC.COM

#FithepExpoalimentariaCentro2020.

CÓRDOBA, EN EL “CENTRO” DE FITHEP.

DEL 3 AL 5 DE AGOSTO DE 2020 TENDRÁ LUGAR EN LA CIUDAD DE CÓRDOBA.

LA PRIMERA EDICIÓN DE FITHEP CENTRO EXPOALIMENTARIA.

Se trata de una feria profesional dirigida al amplio sector dulce y de la gastronomía, con la particularidad de abrir nuevos espacios a nichos como cervecería artesanal, packaging para emprendimientos pymes, infusiones saludables, panadería gourmet, etcétera. Editorial Publitec está arribando
a este nuevo proyecto luego de haber realizado exitosamente FITHEP Latam (Buenos Aires), FITHEP Nordeste (Resistencia), FITHEP Patagonia (Neuquén) y FITHEP Noroeste (Salta). Córdoba se presenta como un centro pujante para activar y potenciar todos los negocios sectoriales a nivel nacional, reuniendo expositores y compradores de todo el país. Publitec cuenta con el apoyo institucional de la CIPAC, la Cámara de Industriales Panaderos de Córdoba, y todas las entidades que representan a los segmentos de heladería, pastelería, chocolatería, pizzería, pastas, restaurantes y comidas fuera del hogar.
... See MoreSee Less

View on Facebook