Av. Honorio Pueyrredón 550 Piso 1 - CABA (CP 1424) - CABA Argentina
Tel: +54 11 6009-3067
Email: info@publitec.com.ar

Resistencia a antimicrobianos transmitida por alimentos

COMPARTIR EN:

Resistencia a antimicrobianos transmitida por alimentos

Ante el creciente problema de resistencia a antimicrobianos (AMR), la amenaza que significa para la salud de seres humanos, animales y plantas, y la necesidad del enfoque de “Una Sola Salud” para tratar este tema, la Comisión del Códex Alimentarius en su 39ª Sesión concluyó que era importante para la inocuidad alimentaria revisar el actual Código de Prácticas para minimizar y frenar la resistencia a antimicrobianos, así como desarrollar una nueva guía sobre programas de vigilancia de AMR transmitida por alimentos.

En respuesta al requerimiento de la CAC de evidencia científica en las áreas de cultivos, ambiente y biocidas, la FAO y la OMS –en colaboración con la OIE- llamaron a la “Reunión de Expertos FAO/OMS sobre resistencia a los antimicrobianos: el rol del ambiente, los cultivos y los biocidas”, que tuvo lugar en Roma, Italia, del 11 al 15 de junio. El propósito principal del encuentro fue sintetizar la literatura científica con respecto a la transmisión entre bacterias de resistencia a antimicrobianos, residuos de antimicrobianos y genes de resistencia (ARGs) desde fuentes ambientales (por ejemplo, agua contaminada, suelo, heces animales o aguas servidas, fertilizantes, instalaciones de procesamiento y transporte) hacia alimentos y forrajes de origen animal, vegetal y acuático. Como segundo objetivo, dado el generalizado y frecuente uso de desinfectantes en procesos de sanitización de plantas de procesamiento de alimentos, se revisó también el potencial de los biocidas para co-seleccionar por AMR y ARGs. El encuentro se centró entonces en las siguientes áreas de prioridad:
– Prevalencia de bacterias resistentes a antibióticos y de ARGs en frutas y verduras.
– Residuos antimicrobianos, bacterias resistentes y ARGs en ambientes de producción de alimentos (suelo, agua de riego y acuicultura).
– Uso de biocidas en ambiente de procesamiento de alimentos.
– Evidencia que implique el uso frecuente de antimicrobianos aprobados y cobre en producción hortícola y la subsecuente aparición de bacterias resistentes y ARGs en alimentos.
– Cultivos, acuicultura y sus ambientes productivos en la vigilancia integrada de AMR.

Contaminación de cultivos con bacterias resistentes a antimicrobianos
Los alimentos de origen vegetal (frutas, verduras, granos) contaminados con microorganismos son responsables de enfermedades transmitidas por alimentos (ETAs) en todo el mundo, incluyendo brotes causados por bacterias resistentes. Además de los patógenos AMR, los productos pueden ser contaminados durante la venta minorista con otras bacterias resistentes a antimicrobianos importantes desde el punto de vista clínico. Una revisión de literatura identificó este tipo de bacterias en un amplio rango de alimentos de origen vegetal recuperados de todas las regiones del mundo. En tales estudios, aproximadamente el 25% de los productos estaban contaminados con bacterias resistentes a uno o más agentes. Debido a que las frutas y verduras son con frecuencia consumidas crudas o con un mínimo procesamiento, pueden servir como una fuente de exposición dietaria a este tipo de bacterias y a ARGs. Colectivamente, los informes indican que los alimentos de origen vegetal juegan un papel en la transmisión de bacterias resistentes a antimicrobianos. Reducir esa contaminación reducirá la exposición humana y animal.

Presencia de bacterias resistentes y ARGs en el ambiente de producción de las plantas
Frutas, verduras y otros alimentos de origen vegetal pueden contaminarse con bacterias resistentes y ARGs en cualquier punto a lo largo de la cadena de producción, desde la producción primaria hasta el consumo. Los vegetales producidos en forma convencional y orgánica para ser consumidos crudos pueden ser vehículos de diseminación hacia humanos de estos microorganismos y de sus genes de resistencia. Suelo, fertilizantes orgánicos y agua de riego son importantes fuentes de contaminación microbiana en el ambiente pre-cosecha.

Suelo
El uso de antimicrobianos en humanos y animales selecciona a las bacterias resistentes en las heces. Dependiendo de la especie animal y la droga en particular, una fracción considerable (>80%) del antimicrobiano administrado (así como el cobre y el zinc de la dieta) es excretada en las heces y orina en forma activa. De esta manera, el estiércol y otros materiales orgánicos que contienen residuos humanos o animales utilizados como abono de suelos –como se practica en todo el mundo- tienen el potencial de diseminar al ambiente tanto residuos de antimicrobianos como bacterias resistentes. Las verduras cosechadas de suelos abonados pueden portar una carga adicional de ARGs originados en bacterias entéricas. El destino de estas bacterias, ARGs y residuos de antimicrobianos luego de la aplicación de abonos variará con las condiciones ambientales, por ejemplo, las propiedades selectivas de los residuos de antimicrobianos pueden durar semanas o meses, y posiblemente más de una temporada, en regiones templadas húmedas. Hay también evidencia que las bacterias que portan ARGs pueden no sólo sobrevivir, sino también incrementarse durante el almacenamiento de lodo, biosólidos y estiércol. Una comprensión mayor de la persistencia dinámica de bacterias resistentes, residuos de antimicrobianos y ARGs, y el potencial de intercambio de ARGs en heces y aguas residuales humanas y animales, y cómo estos factores varían con el tratamiento, permitirá una evaluación más precisa de los riesgos asociados con las fuentes ambientales de contaminación de alimentos.

Agua de riego
El agua puede ser también una fuente importante de residuos de antimicrobianos, bacterias resistentes y ARGs. Hay una relación directa entre calidad de agua de riego y bacterias resistentes en alimentos. Los efluentes recuperados de aguas residuales municipales pueden contener ARGs y bacterias resistentes. En consecuencia, los suelos irrigados con aguas residuales pueden contaminarse con ARG y con bacterias multiresistentes a una variedad de drogas. Una comparación de verduras frescas y su ambiente de cultivo indicó que la población de enterobacterias en verduras es un reflejo de lo que está presente en el suelo en el cual crecen. Un alto grado de relación genética entre Escherichia coli obtenida de agua de riego y de lechuga irrigada indicó un posible ancestro común y vía de transmisión. El agua adyacente a los terrenos abonados puede también estar enriquecida en bacterias resistentes a antimicrobianos.

Acuicultura
Los productos de acuicultura (por ejemplo, pescados, mariscos y crustáceos) pueden portar bacterias resistentes a antimicrobianos importantes desde el punto de vista médico. Los datos indican que los sistemas de producción acuícula que reciben antimicrobianos o que están expuestos a efluentes que contienen residuos de los mismos y/o materia fecal de origen humano o animal pueden estar enriquecidos en bacterias resistentes. Asimismo, la producción acuícola tiene el potencial para contaminar el agua utilizada para riego. El uso con propósitos de irrigación de agua contaminada con estos efluentes ofrece una ruta directa de contaminación de frutas y verduras si tal agua es aplicada en forma directa a la porción comestible de las plantas. Las diferencias entre los sistemas de acuicultura son remarcables entre países y pueden impactar en forma variable el riesgo de adquirir y diseminar AMR.

Biocidas en producción de alimentos y AMR
Los desinfectantes químicos son utilizados con frecuencia en la producción y en el ambiente de procesamiento de alimentos y son críticos para la higiene y la sanitización ambiental. Bacterias con tolerancia aumentada a biocidas han sido recuperadas de ambientes de producción de alimentos. Aunque hay evidencia teórica y experimental de que ciertos agentes microbicidas pueden co-seleccionar por AMR, hay una ausencia de datos empíricos que indiquen que el uso de biocidas genere esta co-selección bajo las condiciones que se presentan en los ambientes de producción o procesamiento de alimentos.

Uso de antimicrobianos y cobre en producción hortícola
Los antimicrobianos, incluyendo estreptomicina, kasugamicina, oxitetraciclina and ácido oxolínico son vitales para tratar y controlar enfermedades de plantas. La contaminación de suelos con estos productos luego de aplicación en cultivos lleva a un enriquecimiento en bacterias resistentes y ARGs en el ambiente. Sin embargo, es incierta la extensión en que tales tratamientos con antimicrobianos (o formulaciones con cobre) promueven la AMR en las bacterias encontradas en las partes comestibles de las verduras. Es de preocupación la posible selección de bacterias resistentes y ARGs a través de procesos de co-resistencia, resistencia cruzada y co-regulación con ciertos iones metálicos. La evidencia indica que la contaminación del suelo con ciertos iones, tales como cobre, promueve la AMR en bacterias del suelo. No sólo son utilizados productos que contienen cobre para tratar enfermedades vegetales, las aguas residuales de origen animal y humano a menudo tienen niveles de cobre, zinc y otros metales de origen dietario. Las bacterias que portan genes que confieren resistencia a ciertos iones metálicos (y en algunos casos a ciertos biocidas) tienen más probabilidad de codificar ARGs que aquellas sin tales rasgos de resistencia. Las bacterias resistentes tanto a iones metálicos como a antimicrobianos están presentes generalmente en ambientes diversos, con bacterias de origen vegetal que tienen la mayor abundancia relativa de genes de co-resistencia por genoma, en comparación con bacterias de otras fuentes, tales como animales domésticos o silvestres y seres humanos.

Cultivos, productos de acuicultura y su ambiente de producción en la vigilancia integrada de AMR
Dado el potencial de exposición de seres humanos a bacterias resistentes vía alimentos de origen vegetal y de productos acuícolas, hay un considerable valor en la incorporación de estos productos dentro del uso antimicrobiano integrados (AMU) y de los sistemas de vigilancia de AMR. Además, incluir especímenes recolectados del ambiente inmediato de producción de productos comestibles (suelos donde crecen cultivos, agua de irrigación, etc.) y de producción acuícola podría complementar los sistemas de vigilancia. Estos programas deben tomar en cuenta las especificidades regionales y las circunstancias en el momento de seleccionar frutas comestibles o productos vegetales, pescados y crustáceos y muestras ambientales para su inclusión en tales programas. Aunque E. coli puede servir como un adecuado indicador bacteriano de resistencia en alimentos de origen animal, existe la necesidad de identificar otros indicadores robustos de bacterias resistentes en alimentos de origen vegetal y en el ambiente inmediato de producción agrícola. Asimismo, no hay un indicador bacteriano aceptado universalmente de AMR en productos acuícolas.

La vigilancia de AMR debe utilizar la bacteriología clásica y los test de susceptibilidad antimicrobiana sobre la base de valores de corte epidemiológicos (ECOFFs). Sin embargo, esto podría expandirse para incluir métodos que requieren una complejidad técnica más avanzada y más recursos, por ejemplo, métodos moleculares para análisis de ARG y análisis químicos de residuos de antimicrobianos. La vigilancia de bacterias resistentes, ARGs y AMU en sistemas de producción de frutas y verduras debe capturar todos los meta-datos importantes para los antimicrobianos, tales como información de fabricantes, importadores y vendedores, donde sea posible.

Conclusiones
Hay clara evidencia científica que los alimentos de origen vegetal pueden servir como vehículo de exposición a bacterias resistentes a antimicrobianos. Como tales, se deben aunar esfuerzos para mitigar su contaminación en todos los estadios de la cadena alimentaria, desde la producción al consumo. Para alcanzar este objetivo, deben ser empleadas buenas prácticas agrícolas.
– Las mejores prácticas de manejo deben ser incorporadas con respecto al uso de material de origen humano (lodos de aguas residuales, biosólidos) o animal (estiércol) en el ambiente de producción primaria.
– Deben ser empleados métodos mejorados para prevención y control de infecciones, tales como manejo, bioseguridad, diagnóstico, vacunas y otras alternativas para reducir la necesidad de uso de antimicrobianos en acuicultura para reducir así la contaminación del ambiente de producción acuícola.
– Los biocidas deben ser utilizados de acuerdo a las recomendaciones de los fabricantes.
– Los antimicrobianos deben sólo ser utilizados en producción agrícola de acuerdo a las guías del rótulo y en el contexto de estrategias de manejo de plagas.

A escala local, regional y global hay insuficiente conocimiento sobre las cantidades y tipos de antimicrobianos aplicados a cultivos y sobre aquellos utilizados en acuicultura y producción animal. Se necesita investigación para llenar estas brechas. El desarrollo e imposición de instrumentos regulatorios adecuados puede ser útil para controlar el mal uso de antimicrobianos, tales como su aplicación a productos en el período post-cosecha.

La vigilancia de AMU y de bacterias resistentes a antimicrobianos en commodities alimenticias puede aportar una evaluación de la magnitud del problema y una herramienta para medir el progreso en la mitigación. Se recomienda que sea implementada la vigilancia por AMR y AMU en ambientes de producción primaria de alimentos con el fin de obtener datos adicionales necesarios para le evaluación y manejo del riesgo. Los ambientes de los sistemas de producción de alimentos terrestres y acuáticos y los productos post-cosecha deben ser considerados para su inclusión en el uso integrado de antimicrobianos y en los programas de vigilancia de la RAM que son fundamentales para la contención de la misma.

Una mayor comprensión del rol de los ambientes de producción de alimentos en la transmisión de bacterias resistentes y ARGs, y del papel del uso agrícola de antimicrobianos y de agentes co-selectivos potenciales (iones de cobre y otros antimicrobianos) llevará al desarrollo de nuevas herramientas y estrategias para reducir la AMR transmitida por alimentos. En general, se debe hacer más educación y entrenamiento con respecto a AMU y AMR a todos los participantes involucrados en el uso de antimicrobianos en producción de cultivos y acuicultura. También puede ser útil el entrenamiento y la educación sobre AMR y AMU en los sistemas de producción para abordar corriente arriba la contaminación de agua y suelos a partir de heces humanas y animales y de bacterias resistentes preexistentes en el ambiente.

22 hours ago

PUBLITEC.COM

#FithepExpoalimentariaLatam2020
Las Voces de los protagonistas de la I Fithep Degusta 2019.

EMÉRICO STEINGEL
Frutas del Sur – Río Negro

Trajimos a esta edición de FITHEP nuestros productos
clásicos, que son las frutas en almíbar y los dulces
regionales, pero estamos haciendo especial hincapié en
los “coulis”. Se trata de fruta tamizada, preparada con
la suficiente cantidad de sólidos solubles para ser versátiles
en su aplicación. Los coulis de fruta se pueden
consumir en forma directa, diluirlos, mezclarlos con
queso crema, elaborar smoothies, gelatinas, bombones,
etc. Como el contenido de fruta es muy alto, permite
una gran variedad de aplicaciones, incluso para
bebidas alcohólicas como cerveza o sidra. Tenemos
presentaciones dirigidas al público general, en botellas
de medio litro. Para la industria de alimentos se comercializa
en bolsas de uno y de cuatro kilos
... See MoreSee Less

View on Facebook

2 days ago

PUBLITEC.COM

#HeladerįaPanaderíaLatinoamerica
#FithepExpoalimentariaCentro2020
Compartimos el programa de TV de la Escuela de Pastelería Profesional de Salta en su 10°Aniversario.Trigésimo segundo programa de 2019 del Sindicato de Trabajadores Pasteleros de Salta.
... See MoreSee Less

View on Facebook

4 days ago

PUBLITEC.COM

#FithepExpoalimentariaCentro2020 ... See MoreSee Less

View on Facebook

5 days ago

PUBLITEC.COM

#FithepExpoalimentariaCentro2020.

CÓRDOBA, EN EL “CENTRO” DE FITHEP.

DEL 3 AL 5 DE AGOSTO DE 2020 TENDRÁ LUGAR EN LA CIUDAD DE CÓRDOBA.

LA PRIMERA EDICIÓN DE FITHEP CENTRO EXPOALIMENTARIA.

Se trata de una feria profesional dirigida al amplio sector dulce y de la gastronomía, con la particularidad de abrir nuevos espacios a nichos como cervecería artesanal, packaging para emprendimientos pymes, infusiones saludables, panadería gourmet, etcétera. Editorial Publitec está arribando
a este nuevo proyecto luego de haber realizado exitosamente FITHEP Latam (Buenos Aires), FITHEP Nordeste (Resistencia), FITHEP Patagonia (Neuquén) y FITHEP Noroeste (Salta). Córdoba se presenta como un centro pujante para activar y potenciar todos los negocios sectoriales a nivel nacional, reuniendo expositores y compradores de todo el país. Publitec cuenta con el apoyo institucional de la CIPAC, la Cámara de Industriales Panaderos de Córdoba, y todas las entidades que representan a los segmentos de heladería, pastelería, chocolatería, pizzería, pastas, restaurantes y comidas fuera del hogar.
... See MoreSee Less

View on Facebook