Tejedor 557 - CABA (CP 1424) - CABA Argentina
Tel: +54 11 4922-6881 /5137 /3849 /4885
Email: info@publitec.com.ar

Fluctuaciones en las colonias de abejas: ¿un fenómeno causado por plaguicidas?

COMPARTIR EN:

Fluctuaciones en las colonias de abejas: ¿un fenómeno causado por plaguicidas?

Es inquietante que desde el 2006 los apicultores en algunos países de Europa y en Estados Unidos han reportado muertes en sus colmenas a una tasa abrumadora. Aunque existen múltiples causas a las que se atribuyen estas disminuciones en las poblaciones de abejas, algunos grupos han puesto énfasis en el efecto que pueden estar teniendo los plaguicidas, especialmente algunos insecticidas. Sin embargo, el consenso en la comunidad científica apunta a una multiplicidad de factores que contribuyen las causas de desaparición y desorientación de las colmenas.

Juanita von Rothkirch & Mauricio Rodríguez
Ph.D. CropLife Latin America

Cada año, los campos de California requieren un millón y medio de colmenas de abejas para polinizar los árboles de almendros florecidos. Como éstos, los manzanos, el cacao y al menos otros 100 cultivos en el mundo necesitan de los servicios de polinización que proveen estos insectos benéficos para producir sus frutos. Aunque es muy difícil cuantificar su valor, se ha estimado que el servicio de la polinización representa alrededor de 153 mil millones de Euros cada año (Gallai, Salles, Settele, & Vaissière, 2009).
Aunque en la mayoría de los lugares los números de abejas se han mantenido o incluso han aumentado, en otros existe una situación preocupante. Tanto es así que, aunque las existencias mundiales se incrementaron un 45% en los últimos 50 años debido a la multiplicación de colmenas en países como China y la Argentina, el número de colonias de abejas melíferas domésticas disminuyó un 25% en Europa entre 1985 y 2005 y un 59% en Norte América entre 1947 y 2005 (Goulson, Nicholls, Botías, & Rotheray, 2015). Esta disminución radical ha sido atribuida al trastorno conocido como Síndrome de Colapso de las Abejas y a las pérdidas invernales de colonias.
Las causas de estos fenómenos no son del todo claras, pero se sabe que las razones de la pérdida de polinizadores son variadas y complejas. Algunos sugieren que los plaguicidas son los mayores culpables del cambio comportamental de las abejas. Sin embargo, ni éste ni ningún otro factor, ha demostrado ser el único causante de la pérdida sistemática de polinizadores. Lo que sí se ha determinado por agencias científicas, como el Laboratorio de Referencia sobre Salud de Abejas de la Unión Europea, es que los plaguicidas juegan un papel menor entre los factores que amenazan la salud de estos insectos (Chauzat MP, et al., 2013). Por eso, se cree que las razones recaen en la exposición de forma crónica a eventos como pérdida de hábitat, deficiencias nutricionales, competencia con otras especies, cambio climático, malas prácticas agrícolas y apícolas, agroquímicos y múltiples patógenos.
Además de las numerosas amenazas que afectan las abejas, existen otros factores que hacen de este un tema complejo. Por ejemplo, la falta de correspondencia geográfica entre plaguicidas y muertes podría deberse a que las abejas no visitan todo tipo de cultivos. Los cultivos de canola, espárragos, algodón, maíz, ahuyama y linaza son atractivos para ellas mientras que, entre otros, el trigo, la cebada y la remolacha no lo son (EFSA, 2013). Por otro lado, las condiciones ambientales de cada sitio son diferentes, lo que afecta la cantidad de agroquímico que permanece en el ambiente y al que ellas pueden estar expuestas. El tiempo de permanencia del ingrediente activo en el campo es afectado por factores como el tipo de suelo, la humedad, la temperatura, los gusanos, bacterias y otros organismos que hay en el suelo, entre otros (House of commons Environmental Audit Committee., 2013). Todos estos elementos conllevan a que realizar estudios sobre la toxicidad de los plaguicidas y, en general sobre las causas particulares que pueden causar mortalidad de las abejas en cada sitio, sea una tarea difícil, dado que los resultados cambian en distintos cultivos y diferentes lugares. Por ello, miles de artículos científicos que tratan el tema no logran dar una respuesta concluyente a muchos de los interrogantes que se han generado en este debate. Lo claro es que los principales causantes de enfermedad y pérdida de colonias son las infecciones y enfermedades.
Este artículo presenta una revisión de literatura que analiza los avances de los últimos años sobre el efecto que tienen diferentes presiones sobre las abejas. Para ello, se describen uno a uno los argumentos que han sido asociados a la mortalidad de estos insectos, como son las infecciones y parásitos, la pérdida de hábitat, las malas prácticas agrícolas y apícolas, el cambio climático y los plaguicidas.

3 days ago

PUBLITEC.COM
View on Facebook

1 month ago

PUBLITEC.COM
View on Facebook